Imputaron a Sebastián Navarro y Luis Salmeron.


Los jugadores, en un confuso espisodio, quedaron atrapados en el ingreso de un edificio sin poder entrar o salir. Sebastián Navarro, de Instituto, y Luis Salmerón, de Tristán Suárez, forzaron la puerta y este hecho motivo la llegada del movil policial. 

Sebastián Navarro y Luis Salmerón fueron detenidos en la Comisaría número Cuarta de la ciudad de Córdoba luego de provocar daños y roturas en el ingreso de un edificio.
Los futbolistas quedaron atrapados en la entrada de una torre ubicada en el pleno centro del barrio Nueva Córdoba (Buenos Aires al 900) y, en el afán de salir, forzaron uno de los picaportes de la puerta y rompieron una maceta, con la intención de que eso los ayudara a abrir la puerta.

El ingreso al edificio. Foto: Ramiro Pereyra - La Voz

El ingreso al edificio cuenta con un sistema de doble puerta, donde es necesario contar con la llave magnética para abrir una de las dos. Al parecer, Navarro y Salmeron no contaban con esta llave, la cual se habrían olvidado en el departamento, y por este motivo sucedió el hecho.
Tras varios minutos de gritos y pedidos de ayuda, los jugadores forzaron uno de los picaportes; lo cual no tuvo resultado alguno debido a que se necesita de llave magnética para que pueda abrirse. Tras este intento en vano, el volante y el delantero rompieron una maceta ubicada en el palier, pero esto tampoco tuvo resultados positivos.

Tantos ruidos llamaron la atención de los vecinos que dieron aviso a la policía, que rápidamente se hizo presente en el lugar. Navarro y Salmerón fueron trasladados hasta la comisaría cuarta, donde permanecieron un par de horas detenidos y luego recuperaron la libertad. El fiscal del Distrito 1, Gustavo Dalma, decidió imputar a los jugadores bajo la carátula de "Daño". La investigación seguirá su curso y se determinarán más precisiones con el paso de los días. 

Por Pedro Fraire / @fraiPedro
Foto: La Voz, Archivo.
Compartir en Google Plus

Pedro Fraire