Mucho para mejorar



Almagro concluyó la primera rueda de la Primera Nacional en la penúltima posición de la Zona 2, solo a tres puntos de All Boys. Un semestre caracterizado por la irregularidad en el nivel de juego y la preocupante falta de contundencia ofensiva. En el medio, la ida de Carlos Mayor y el regreso de Gastón Esmerado al banco de suplentes del Tricolor.

El comienzo de temporada de Almagro tuvo un arranque esperanzador y un cierre con más dudas que certezas. De aquella histórica eliminación a Boca en los dieciseisavos de final de la Copa Argentina solo queda el buen recuerdo, ya que la actualidad tiene al Tricolor a apenas tres puntos de All Boys, equipo que hasta el momento perdería la categoría en la Zona 2 de la Primera Nacional. En el medio: rendimientos irregulares y cambio de entrenador.

Después de una pretemporada con Carlos Mayor al frente y en donde se incorporaron 15 jugadores y se disputaron varios amistosos, Almagro dio uno de los batacazos del año y eliminó por penales al equipo Xeneize en los dieciseisavos de final de la Copa Argentina. Con semejante envión anímico, se pensaba que el equipo arrancaría con buen pie la Primera Nacional, pero ocurrió todo lo contrario: derrotas ante Gimnasia de Mendoza y Riestra y empates ante Villa Dálmine, Sarmiento de Junín y Chacarita. Esta seguidilla de malos resultados y el irregular nivel de juego, derivaron en la salida de Mayor luego de la igualdad ante el Funebrero en José Ingenieros.

El sucesor de Carlos Mayor fue Gastón Esmerado, quien había dirigido al Tricolor en el cierre de temporada 2018/19. Con el Gato, mostró una mejoría en el nivel de juego y el rendimiento de ciertos jugadores. Luego de los paridades ante Brown de Adrogué y Defensores de Belgrano, llegó la primera victoria en el certamen, frente a Quilmes en la décima jornada. Luego llegaron éxitos ante All Boys y Santamarina, igualdad frente a Gimnasia de Jujuy y la derrotas con Atlético Rafaela y San Martín de Tucumán (postergado de la primera fecha), Instituto y Tigre (pendiente de la octava fecha).

En cuanto a la Copa Argentina, luego de eliminar a Boca, Almagro venció por la mínima diferencia a Talleres de Córdoba en los octavos de final y luego cayó por 2-0 frente a River en cuartos. Está fue la mejor actuación del equipo de José Ingenieros en el certamen doméstico hasta el momento

Lo positivo

Pese al semestre irregular de Almagro, un aspecto a destacar fue su línea defensiva. En el arco, Christian Limousin se transformó en uno de los mejores arqueros de la categoría, gracias a sus grandes atajadas, que salvaron a su equipo en más de una ocasión. La dupla de centrales compuesta por Nicolás Arrechea y Sebastián Diana mostró mucha solidez, tanto por abajo como en el juego aéreo.
Limousin, de los más destacados del Tricolor en el semestre

De mitad de cancha para adelante, se puede rescatar el rendimiento de Juan Manuel Martínez. El Burrito siempre demuestra que es un jugador diferente en la categoría, gracias a su enorme talento al que le agrega un gran despliegue físico, colaborando con el equipo en las tareas defensivas.

La falta de gol, un tema más que preocupante

Si Almagro está donde está en la tabla de posiciones es por su falta de efectividad en el aspecto ofensivo. Con nueve goles, es el segundo equipo con menos goles en la divisional. De esos nueve tantos, solo uno fue anotado por un centrodelantero (Agustín Coscia a Rafaela). Los únicos jugadores que metieron más de un gol fueron el Burrito Martínez y Nahuel Basualdo, con dos tantos cada uno. Tanto con Mayor como con Esmerado, Facundo Suárez, Coscia, Eial Strahman y Jonathan Torres tuvieron su chances como titulares, pero ninguno aprovechó su oportunidad.

Como dijo Esmerado luego del partido con Tigre, será fundamental corregir este aspecto para el comienzo de la segunda rueda: ''Se viene un semestre duro y complicado, en el que tenemos que corregir todos esos errores y detalles que marcan la balanza para arriba o para abajo, y que el año que viene no los podemos tener más''.

Los números del semestre

Tras la finalización de la primera rueda de la Primera Nacional, Almagro se ubica en la penúltima posición de la Zona 2 con 15 puntos, producto de tres victorias, seis empates y seis derrotas, con nueve goles a favor y 15 en contra. En condición de local, disputó ocho partidos, con tres éxitos, dos igualdades y tres caídas, mientras que fuera de José Ingenieros, solo acumuló cuatro paridades y tres traspiés.

Los goleadores del Tricolor son Nahuel Basualdo y Juan Manuel Martínez con dos tantos cada uno, mientras que con un gol los siguen Agustín Coscia, Germán Herrera, Ezequiel Denis y Ramiro Arias. El restante fue en contra (Alan Alegre en la victoria ante Quilmes).

El Burrito Martínez, el jugador más desequilibrante del Tricolor

Por Adrián Gallardo / @GallardoAd07
Fotos: Prensa Almagro / @almagroficial


Compartir en Google Plus

Adrián Gallardo