Un pésimo semestre y mucha incertidumbre a futuro


Finalizó la primera parte de la Primera Nacional que lo encuentra a Nueva Chicago último en la tabla de posiciones. Si el campeonato terminara hoy, el conjunto de Mataderos descendería de categoría.

Antes de que comience el torneo, muchos le ponían a Nueva Chicago la ropa de candidato. La dirigencia había logrado tener a su DT predilecto, Gastón Esmerado que llegó con muchas expectativas y no cumplió con ninguna: arribaron refuerzos sin jerarquía, no hubo idea de juego y tras un puñado de partidos el entrenador fue destituido de su cargo sin ganar un solo partido. (6 partidos disputados, 4 empates y 2 derrotas). 

Con el alejamiento de Esmerado se esperaba que la dirigencia pegara un "volantazo" y ahora sí traer experiencia para sacar a flote un barco semi hundido. Hay que ser realistas nadie quiso arriesgarse a ponerse el buzo de DT ya que era algo así como una misión suicida. El único que se animó fue, el periodista, Rodolfo De Paoli que muy identificado con los colores aceptó el desafio.

El ciclo De Paoli comenzó un poco mejor que el de su antecesor, ahora sí, la idea de juego estuvo clara, los rendimientos aparecieron pero los resultados seguían sin llegar. Todos los puntos perdidos condenaron a Nueva Chicago al último lugar, donde el fantasma del descenso empieza a acechar. Apenas un triunfo (el único del certamen) ante Estudiantes de Caseros. (9 encuentros, 1 ganado, 3 empates y 5 derrotas).

Lo más llamativo de la estadía del entrenador fue que a falta de una fecha comenzó a borrar a los "referentes": Agustín Silva, Daniel Díaz (rescindió) y Axel Juárez terminaron sin jugar la última fecha. ¿Los marineros abandonaron al capitán? O ¿El capitán decidió desistir de sus marineros más experimentados? Esto sí que es un misterio que sólo se sabe puertas para adentro.

Entre otras cosas, sumada a la rescición de Díaz, se agregaron las de Federico Vasilchik, Santiago González, Rodrigo Izco, Matías Santos y Aldo Araujo. El agente del club anunció que se rescindirán entre 4 y 6 contratos más.

Lo más positivo en un torneo lleno de malas fue la inclusión de Valentín Viola que con dos o tres destellos, demostró ser un jugador diferente. Por otra parte volvió Arnaldo González de la lesión ligamentaria, pero terminó el campeonato suspendido por tres fechas.

De cara a 2020 De Paoli tiene la difícil tarea de salvar al equipo del descenso, para eso el DT pidió un marcador central, un volante por derecha y otro por izquierda. Las preguntas son: ¿Cuál es el plazo del DT? ¿Cuántos partidos le permitirán perder?. Todo es improvisación e incertidumbre en un equipo que atraviesa el momento más crítico hablando desde 2014 hasta hoy. 

Por Cristian Vallejos / @CriisVallejos20
Foto: FútbolArgentino.com
Compartir en Google Plus

Cristian Vallejos