Semestre desprolijo


Brown de Adrogué tuvo una mitad de año mala, de las que hace tiempo no vivía, con muchas derrotas y pocas victorias, resultados que lo llevaron a terminar en el puesto 14 a tan sólo tres puntos de la última ubicación, ocupada por All Boys.

Un ascenso en 2015, quinto puesto en 2017 y clasificaciones a los reducidos 2018 y 2019. Esos fueron los últimos torneos que disputó el Trico de Adrogué, quien ya se estaba acostumbrando a pelear arriba. Esta temporada se chocó con la realidad de la dura Primera Nacional y los equipos difíciles que la conforman. Finalizó la primera rueda en la antepenúltima posición y deberá mejorar el año entrante para no pelear por el descenso.
La pretemporada en Adrogué se vivió con muchas idas de jugadores que fueron importantes para llegar hasta donde se llegó el torneo anterior. Pablo Vico tuvo la complicada tarea de rearmar el plantel. Llegaron más de 15 jugadores, con algunos con pasos en el club como Nieto, Enrique y Grecco. También jugadores con experiencia como el paraguayo Rodrigo Burgos, pero con principalmente muchos jóvenes.

Al equipo le costó adaptarse y conocerse. Tuvo partidos buenos y malos. Los mejores del semestre fueron el 3 a 0 frente a All Boys en la segunda fecha y el golpe en Victoria al ganarle por 2 a 1 a Tigre. Por su parte también tuvo encuentros de muy mal rendimiento como el 0-3 contra Instituto de local. Brown es el único equipo de la categoría que no ganó en su casa. Con cinco derrotas y tres empates.

A diferencia de muchos equipos de la Primera Nacional, Brown mantuvo a su entrenador durante toda la primera rueda. El histórico Pablo Vico, quién ya lleva más de diez años en el cargo, expresó que ya saben que posiciones reforzar para el 2020.

Los números del Trico son: 15 partidos jugados, solo tres ganados, seis perdidos y misma cantidad de encuentros empatados, con 13 goles a favor y 17 en contra.
Por Farid Maggiori
Fotos: Brown oficial
Compartir en Google Plus

Farid Maggiori