De capa caída


Desde el ascenso a la Primera B Nacional, Santamarina enfrenta su peor campaña en la divisional y parece no levantar cabeza. Además, como por si fuera poco, la zona roja comienza a pisarle los talones con vistas a la próxima temporada.

Quince unidades en dieciséis cotejos disputados, producto de tres victorias, seis empates y siete derrotas, más un número negativo en la diferencia de goles, es el saldo que arroja la actual campaña del elenco dirigido por Héctor Arzubialde. Sin embargo, a pesar de estos fríos números, el andar Aurinegro no había sido tan malo en el comienzo, respecto de las expectativas que se espera del plantel, lo que lo posicionó, como máximo, en la décima ubicación, a tan sólo una unidad de entrar en puestos de Reducido.

Luego de la victoria frente a Villa Dálmine, en la jornada nueve, con gol del interminable Martín Michel, Santamarina encadenó una serie de tres empates y cuatro derrotas que lo depositaron en la vigésimo segunda posición, tan sólo por delante de Flandria, Ferro y Riestra, que cabe aclarar que está purgando una quita de diez unidades. 

Además, y este no es un dato menor, ha perdido la eficacia en el Estadio General San Martín. En el campeonato anterior, el elenco tandilense estuvo quince cotejos sin caer en condición de local, producto de nueve victorias y seis empates, racha que se estiró hasta el inicio del actual certamen, cuando cayó por 2-1 frente a Aldosivi. Y, como detalle importante, perdió nada más que en tres ocasiones sobre un total de 23 cotejos disputados en tierra serrana. La contracara, en el corriente campeonato, es haber sacado un 50% de los puntos disputados en casa, debido a tres victorias, tres igualdades y dos caídas, la ya mencionada ante Aldosivi y la última, frente a San Martín de Tucumán.

Para cerrar un panorama que desde lo numérico no es tan feliz, si bien hoy la situación no lo apremia, la zona de descenso está cada vez más cerca. Con ocho fechas por disputarse y a quince puntos del primer condenado al descenso, todo parecería indicar que no hay posibilidad de que el hecho se consume en esta temporada pero, para el venidero campeonato, las cosas están un poco más complicadas. Con todo tal cual como está, si el campeonato comenzara hoy y sin la reestructuración de los torneos de ascenso que propone la AFA, Santamarina estaría a dos puntos de los puestos de descenso, considerando también que los descendidos sean seis equipos. Hoy por hoy, en un futuro imaginario, tendría solamente cinco equipos por debajo antes del primer puesto de descenso, teniendo en cuenta a los cuatro descendidos de la Superliga, los dos que provienen del Federal A y los dos ascendidos de la Primera B Metropolitana.

Dentro de todo este contexto, con el Reducido lejos y la chance del ascenso que se esfuma cada vez más con el paso de las fechas, el primordial objetivo será volver a ver en el horizonte aquél halo de luz que guíe al Aurinegro a un buen andar dentro de la máxima divisional del ascenso argentino.

Por Giano Santillán | @GianoSantillan
Foto: El Eco de Tandil.
Compartir en Google Plus

Gian Santillan