Tras tres años y medio en el Nacional B, Estudiantes de San Luis descendió


Las victorias de Quilmes y Deportivo Morón fueron la última puñalada a las esperanzas de mantener la categoría del equipo puntano. Ahora, tras cuatro temporadas, deberá disputar el Federal A con el sueño de regresar lo antes posible.

Fueron dos resultados los que sentenciaron el destino de Estudiantes de San Luis en el Nacional B. Los triunfos de Deportivo Morón 1 a 0 ante Sarmiento de Junín y el de Quilmes por 2 a 0 ante Atlético Rafaela marcaron el futuro del Verde.

Varios factores entran en juego para analizar el desenlace. El primero son las malas campañas anteriores: el desempeño del equipo cuando en ese entonces eran dirigidos primeramente por Sebastián Rambert y luego por Omar Asad, fue paupérrimo y sumó tan pocos puntos que desde los hinchas siempre se preguntaron por qué de mantener a DTs durante tanto tiempo si lo obtenido estaba a la vista.

El inicio de este campeonato fue alentador sobre todo desde la fecha 9 hasta la 18 cuando solo cayó una sola vez. Pero las seguidillas de derrotas y las malas actuaciones tanto de local como de visitante le pusieron el último clavo al ataúd a los sueños Albiverdes.

El factor más trascendental pasa por los encuentros jugados fuera de casa. En todos ellos, jamás pudo obtener los tres puntos. En la tabla de posiciones en ese rubro es el peor equipo de la categoría junto a Santamarina con tan solo cuatro puntos. 

Si seguimos mirando las estadísticas, el descenso del conjunto sanluiseño estaba marcado. Con tan solo decir que es el peor equipo en cuanto a goles a favor (13 en total) se vislumbra la falta efectividad que en la división se paga y caro. 

La vida institucional del club no pasa desapercibida, pese a que se lograron grandes avances en materia de infraestructura (remodelación completa del estadio, sumado a la construcción de nuevas áreas) el único objetivo que era mantenerse en la segunda categoría de fútbol argentino no fue logrado.

Ahora, con el futuro marcado, se deberá realizar un estudio profundo de la situación, tanto futbolística como institucional y determinar lo mejor para el Verde. Lo cierto es que el sueño de miles de hinchas hoy por hoy quedaron por el piso tal como la pérdida de un hijo. 

Nota: Julián Pampillón / @PJulianPC.
Foto: El Diario dela República.

Compartir en Google Plus

Pablo Pampillon