A volver a pensar en grande


Culminó la participación de Quilmes en el campeonato de la Primera B Nacional 2017/2018. En el inicio del mismo, arrancó muy bien y con todas las fichas para pelear el ascenso. Con el correr de las fechas, la realidad se fue tornado más oscura y tuvo que cambiar el foco de atención: no perder la categoría. Fue un torneo en el que el hincha del Cervecero sufrió mucho. Para el próximo, merece algo mejor.  

Una tormenta azotó las adyacencias de Esquiú y Vicente López. El Torneo de la Primera B Nacional 2017/2018 querrá ser olvidado rápidamente en el mundo Quilmes. Se jugó con fuego en cada partido que pasaba. La preocupación reinó en las casas de cada hincha Cervecero. Es que el campeonato fue eso, un dolor de cabeza constante para ellos. En el que veían a su equipo al borde del abismo. Se sufrió, hasta el último minuto. A borrar ya está temporada, y hacer las cosas como se deben para que la próxima sea mejor.

El comienzo fue alentador. Contando hasta la fecha cinco, El Decano cosechó 10 puntos sobre 15 posibles, una suma que lo acercó a los principales puestos de vanguardia, pero a partir de la sexta jornada, todo lo conseguido se derrumbó. De 21 unidades en juego, solamente consiguió cuatro. A raíz de los malos resultados, y el bajo funcionamiento del equipo, el director técnico en aquel entonces, Lucas Nardi, dejó su puesto al frente del plantel profesional.

Luego de un breve interinato de dos partidos de Leonardo Lemos, con derrotas incluidas, llegó el turno de Mario Sciacqua. El ex entrenador de Olimpo de Bahía Blanca arribó al conjunto quilmeño con la premisa de salvarlo del descenso, y en lo posible, depositarlo en el próximo reducido. Luego de dos empates y una caída, llegaron los triunfos ante Guillermo Brown en Puerto Madryn y Brown de Adrogué como local. Sin dudas, dos victorias que ilusionaron a los simpatizantes a que la salvación era posible, y que se podía pelear por el ascenso.

Pero llegó el baño de realidad. Nuevamente dos tropiezos ante Ferro Carril Oeste e Independiente Rivadavia de Mendoza. Ya en el último tramo de torneo, fue un andar irregular el que tuvo el conjunto quilmeño. Después de ganarle sorpresivamente de visitante a Aldosivi de Mar del Plata, volvió a caer en el Centenario contra All Boys. La derrota ante los de Floresta dejó un panorama realmente difícil.  

Viajó a Santiago del Estero para medirse ante Mitre. Estuvo todo el partido en ventaja, y en una de las últimas, El Aurinegro se lo empató. Quedaban tres finales. De las cuales debía sacar siete unidades de nueve en juego. Y los milagros ocurren. Ganó ante Deportivo Morón por 2 a 1. Visitó a Atlético Rafaela y triunfó por 2 a 0. Y en la última, ante su gente, empató 1 a 1 contra Boca Unidos. Sin dudas, cumplió con su objetivo. Podría haberse dado el gusto de jugar el octogonal, pero la igualdad en la última fecha ante el conjunto correntino lo dejó con las ganas.

El campeonato de Quilmes fue un vaivén de emociones. Se entusiasmó de a ratos, y luego le tocó bailar con la más fea. Si hay que hacer un resumen de los puntos bajos del equipo, se puede mencionar la ausencia de gol por la falta de un delantero de área fijo en la mayor parte del certamen. Otra de las cosas a resaltar, es haber perdido la mayor cantidad de puntos ante rivales directos por la permanencia, algo que sin dudas, se sintió en las últimas jornadas.

Lo positivo fueron las apariciones de los juveniles Tomás López, Francisco Ilarregui y Jonathan Torres, que sin dudas le aportaron su cuota de frescura al primer equipo. Y las incorporaciones para el segundo semestre de los volantes Gabriel Ramírez y Leandro González, que fueron fundamentales en el tramo final.

Es incierta la continuidad de algunos jugadores pensando en la próxima temporada, hasta el propio DT aún está en duda. Pero si hay algo que está claro, es que El Cervecero debe pensar en grande. Sea quienes sigan al frente del equipo, deberán barajar y dar nuevo. Porque lo que sucedió, no se debe volver a repetir. El principal objetivo es regresar a Primera División, porque así lo manda la historia del club.    

Por Osvaldo Sosa / @OsvaldoGSosa
Edición: Lucas Giménez Vallejo
Foto: Quilmes Atlético Club 
Compartir en Google Plus

Osvaldo Sosa