No cumplió el objetivo

Resultado de imagen para instituto 2018

Instituto, desde que comenzó la temporada, tuvo como único objetivo ascender para así cumplir sus 100 años en primera división. Tuvo un vertiginoso comienzo, que lo obligó a cambiar de técnico y el volantazo culminó con la clasificación de La Gloria al reducido. La temporada fue buena, pero no se cumplió el objetivo.

"El equipo del centenario", así fue llamado el plantel con el que Instituto disputó esta B Nacional. El objetivo de La Gloria estaba en tratar de conseguir el ascenso para, de ese modo, cumplir 100 años en la máxima categoría del fútbol argentino. Con incorporaciones de renombre como Ezequiel Videla, Lucas Hoyos, Germán Lesman y varias más, Instituto partió como uno de los principales candidatos a quedarse con el torneo.

El comienzo fue vertiginoso, la dirigencia apostó por Gabriel Gómez para dirigir los sueños albirrojos y no salió bien. Siete partidos duró Gómez al frente de Instituto; la presión del hincha y de los medios de comunicación, ante un técnico sin demasiada "espalda" terminaron colocando al técnico Gómez fuera de Alta Córdoba.

Una victoria inicial frente a Brown de Puerto Madryn y otra frente a Ferro en Alta Córdoba parecían encender la ilusión, pero no iba durar mucho: La Gloria cayó en una gran irregularidad de la cual no supo cómo salir, y Gabriel Gómez dejó el banco albirrojo luego del empate en cero frente a Mitre en la fecha siete.

Dos triunfos, dos empates y tres derrotas fueron las estadísticas del corto ciclo de Gómez. El reemplazante fue un viejo conocido de la casa: Darío Franco llegó a Alta Córdoba para intentar enderezar el barco que quería tener destino de ascenso. 

El comienzo, pese a la victoria frente a Deportivo Merlo en el debut, no fue del todo bueno; Franco consiguió un punto menos que su antecesor en la misma cantidad de encuentros. Pero todo cambió en la fecha once, cuando Instituto le ganó a Quilmes y Franco encontró el esquema que acompañaría a La Gloria en lo que quedaba de torneo: 3-4-3.

Ya en el 2018, un arranque con empate frente a Villa Dálmine y una derrota en Jujuy frente a Gimnasia, colocó a La Gloria al borde del descenso. Y esto generó una reacción en el equipo de Alta Córdoba: ganó tres partidos consecutivos y de los últimos diez partidos del torneo sólo cayó frente a Santamarina en Tandil. 

La reacción fue importante y logró, además de alejarse del descenso, ingresar al reducido para buscar así cumplir el gran objetivo de la temporada: ascender. 

La diferencia de gol le fue esquiva a Instituto, y con un 0-0 en los cuartos de final del reducido se quedó fuera del sueño. Remó y remó pero murió en la orilla.

La próxima temporada tendrá, sin duda alguna, el mismo objetivo para la institución de Alta Córdoba y comenzará lo antes posible a planificar su futuro de la mano de Darío Franco, que ya confirmó que seguirá otro torneo más. 

Por Pedro Fraire / @fraiPedro 
Foto: MundoD.com

Compartir en Google Plus

Pedro Fraire