Necesita volver al triunfo


Tras un flojo debut, la pequeña remontada en las siguientes fechas daba a entender que Platense había encontrado su juego y se había sacado la presión de la vuelta a la B Nacional después de muchos años, pero en los últimos partidos dio muestras de ser un equipo con complicaciones para concretar las jugadas que genera.

Al cabo de seis fechas, el Calamar ya fue derrotado en cuatro: en la primera contra Mitre de Santiago del Estero y después tres partidos de forma consecutiva (Independiente Rivadavia, Quilmes y Sarmiento de Junín). Aunque el campeonato recién empieza, son claves los primeros encuentros para engrosar el promedio y estar más holgado tanto para el cierre del campeonato como para la temporada que viene.

Sumado al mal comienzo, también sufrió bajas sensibles como la de Facundo Curuchet que fue reemplazado por el juvenil Ramiro Cáceres, proveniente de Velez, y empezó a tomar mas protagonismo Cristian Amarilla. Otro que estuvo ausente los últimos partidos fue Nahuel Irribarren, pilar fundamental en la defensa. Primero fue un cuadro de gastroenteritis y luego en la entrada en calor del último partido sufrió un desgarro en la unión miotendinosa del cuariceps izquierdo y una tendinopatía insericonal del tendón cuadriciptial. Aún no se saben los tiempos de recuperación.

Luego de la última derrota, Platense enfrentó a Lanús en La Fortaleza a modo de amistoso y fue derrotado 1 a 0 con gol de Leonel Di Plácido.

Por Alejo Pérgola/ @AlejoPergola
Foto: Platense Oficial.
Compartir en Google Plus

Alejo Pergola