Palmieri es la primera baja del Torito



El volante surgido de las inferiores de Nueva Chicago decidió, de común acuerdo con los dirigentes, rescindir su contrato y posteriormente habló con BN Partidos para contar como fue la ruptura del vínculo.

Norberto Palmieri debutó en Chicago en 2016 y era una de las promesas que el conjunto de Mataderos tenía en sus inferiores. Siempre ha sido catalogado por su compañerismo y su profesionalismo ya desde las juveniles, pero lo cierto es que nunca pudo explotar su potencial en primera y esto desembocó en la rescisión de su vínculo cuando aún le faltaban seis meses más de contrato.

"Como no tuve la posibilidad de jugar muchos partidos este semestre y viendo que la situación no iba a cambiar, decidí dar un paso al costado y buscar rodaje en otro club por más doloroso que sea", expresó Palmieri.

Pese a que el contrato finalizaba en junio, la noticia tomó por sorpresa a todos y hasta el mismo jugador explicó la tristeza que sintió al tomar esta decisión: "Costó muchísimo, es el club del cual soy hincha y donde me formé como jugador, pero es mi profesión y debo tomarla como tal, buscando jugar en otro club". 

Todo aquel que haya visto jugar a este chico en inferiores, se dará cuenta que nunca mostró todo su potencial en primera y hasta él mismo admite no estar conforme con sus rendimientos. "Creo que todo jugador pasa por partidos buenos y no tan buenos. El contexto influye, cuando jugás por el descenso sabes que cualquier error cometido te puede dejar descendido. También creo que me faltó jugar más como volante central, que es mi puesto natural", afirmó.

El joven de 22 años ya es un agente libre y aún no sabe que será de su futuro. Cuando se le preguntó sobre esto, declaró que "se están charlando algunas posibilidades, pero no hay nada en concreto". Se sabe que uno de los clubes interesados es Oriente Petrolero del fútbol de Bolivia. 

Antes de cerrar su etapa en el club de Mataderos dejó en claro su mensaje para el hincha del Torito: "Una de las mejores cosas que tiene el club es el hincha. Como uno más de ellos les diría que apoyen pero no sólo al equipo sino que también deberían hacerlo con los chicos que se forman en el club que son el capital más importante que la institución puede tener". 

También dejó la puerta abierta a un posible regreso y expresó sus ganas de que esto ocurra alguna vez. "Ojalá algún día pueda volver. Chicago es mi casa y en casa uno siempre está a gusto. Si las posibilidades están y serviría para sumar algo, no lo dudaría", mencionó.

Así fue como otro de los chicos del club se fue sin pena ni gloria. Sin dudas sus rendimientos no fueron los mejores y no tuvo la misma suerte que en su momento tuvieron Federico Fattori o Matías Vera, que se desempeñaban en posiciones similares y sí tuvieron su explosión que los catapultó a salir de Chicago tras buenos rendimientos.

Su paso en la primera del club de Mataderos comenzó en 2016 cuando debutó ante Villa Dálmine (como lateral) y en total fueron 38 partidos sin goles, con ocho amonestaciones y cero expulsiones.


Por Cristian Vallejos / @CriisVallejos20
Foto: Twitter
Compartir en Google Plus

Cristian Vallejos