El día a día Milrayitas hasta el inevitable final

Y se fue nomás. Luego de cuatro años y medio en la B Nacional, Los Andes terminó coronando un olvidable 2018 con el descenso a la B Metropolitana. Más allá que quienes ingresan a la cancha son los jugadores, tanto errores en la elección de cuerpos técnicos como los horrores a que se vieron a nivel dirigencial, armaron el rompecabezas perfecto para este trágico final. 


Que el nivel de Los Andes a lo largo de cada temporada en la categoría fue de mayor a menor, eso no quedan dudas. Ahora, la pregunta que todos los hinchas se hacen es ¿Cómo se pudo pasar de soñar con subir a primera, con un plantel plagado de referentes y jugadores que han dejado una huella en el Club, a jugar con un plantel sin ningún tipo de empatía por los colores más allá de que sea su trabajo? ¿Cómo fue que con el correr de los años Los Andes retrocedió cada vez más casilleros hasta ubicarse en la última posición de la tabla? 

Para hablar desde el principio, un frustrado ingreso al reducido en la temporada 2015, solo hacía ilusionar a los hinchas con un buen andar en los años siguientes en la categoría. Más allá de no haber obtenido la posibilidad de jugar el octogonal por el ascenso, el objetivo al inicio del torneo era poder consolidarse y lo hizo sin ningún problema. 

El siguiente campeonato, un torneo de transición hasta poder reorganizar el calendario de la B Nacional, lo encontró en la novena ubicación, posición que en caso de haberse jugador un reducido, le habría otorgado la última plaza. 

Ya con el torneo largo rearmado nuevamente, las 46 fechas del torneo 16/17 fueron un punto de partida para comenzar a dilucidar lo que años más tarde terminó sucediendo. Ya con Fabián Nardozza, encargado de dirigir al equipo en el camino hacia la BN, bastante atrás en el tiempo, la posterior partida de Felipe de la Riva y la llegada de Marcelo Barrera fueron indicios de un club que no parecía encontrar el rumbo. 

Sin demasiado fútbol durante la era Barrera, el primer ciclo de Aníbal Biggeri volvió a sacar sonrisas en el Eduardo Gallardón. Sin números que movieran sistemas solares, la idea del entrenador fue acatada enseguida y permitió que un plantel, bastante diezmado con el correr de los años, finalizará en la décimo tercera posición, a 29 puntos de Argentinos Juniors. 

Inexplicablemente, y una de las peores decisiones dirigenciales a lo largo de estos años, a falta de cuatro fechas para terminar el torneo, Biggeri es cesanteado por el Club dejando a cargo a Gabriel Lobos como DT interino. 

Una vez finalizado el torneo, un viejo anhelo del Club arregló su llegada con el objetivo de armar un equipo para pelear en la vanguardia. Sergio Rondina, aquel técnico que en un primer momento había dejado a Los Andes con un contrato sobre la mesa a punto de firmar, nuevamente era la primera opción de Los Andes. Tras seis meses en donde las ideas y el fútbol no se vieron en ningún momento, Los Andes y Rondina volvieron a separar sus caminos en una relación en la que ambas partes quedan resentidas. 

Quien reaparece en escena nuevamente será Gabriel Lobos, quien hasta el momento ocupaba la función de manager en el Club. El ciclo de Lobos pasará a ser uno de los años menos recordados por los hinchas del club. Un equipo sin identidad, sin generación y sobre todo, sin ningún tipo de sentimiento por la camiseta, la cual, un año antes, pasó a ocupar un lugar entre los clubes centenarios. 

Sumado a esto, Jorge Chizzini, presidente electo hace tan solo un par de meses, deja su cargo debido a motivos personales, soltando el timón y ubicando el barco cada vez más a la deriva. 

La segunda parte del torneo 17/18 fue otro de los factores que terminarán desembocando en el tan conocido final. Sin poder obtener victorias como local desde marzo, el empate ante All Boys en el Eduardo Gallardón, el cual condenó al conjunto de Floresta a la B Metropolitana, permitió al Milrayitas mantener la categoría por una temporada más. Alegrías, gritos, cargadas y mucha euforia, todo esto que como un simple entretenimiento, intentando olvidar que el fantasma estaba cada vez más cerca. 

Un nuevo torneo, una nueva ilusión. Dos partidos y fin de ciclo para Lobos. Así era la urgencia de Los Andes. Rápidamente, sin demasiada idea, Aníbal Biggeri es buscado otra vez para poder ser aquel salvador que el Club necesitaba. Lamentablemente, la situación fue de mal en peor: partido tras partido sin poder sumar de a tres, Los Andes fue cavando su fosa con el correr de los meses. La victoria ante Platense en la última fecha del 2018 fue un breve respiro. Sin embargo, tras tres partidos sin un triunfo, un nuevo año se devoraba otro técnico más. 

El único as bajo la manga fue Juan Carlos Kopriva, quien ejercía como entrenador en el Club Colegiales. El Vikingo, conocedor de la casa Milrayitas, aceptó la propuesta e intentó de todas maneras posibles poder realizar lo utópico. 

A falta de tres fechas, tres triunfos consecutivos pusieron en cautela a todos aquellos que daban por muerto a Lomas (una de ellas ante Temperley luego de casi cinco años sin verse las caras). Más allá de esta levantada, la presión y el inevitable destino pudieron más. Los Andes encadenó tres derrotas consecutivas y de esta manera, sacó su pasaporte directo hacia la B Metropolitana.

ESTADÍSTICAS EN LA BN:


GOLEADORES EN LA BN:

 BN15(46G) – BN16 (21G) – BN16/17 (47G) – BN17/18 (17G) – BN18/19 (13G): --> TOTAL 144


17 – Matías Linás* 

15 – Alejandro Noriega 

13 – Andrés Vombergar 

7 – Junior Mendieta y Jorge Córdoba. 

5 – Diego Galeano, Juan Olivares, Marcos Brítez Ojeda, Rodrigo Bogado, Cristian Bordacahar y Fabricio Lenci. 

4 – Ezequiel Cérica y Rodrigo Salinas*. 

3 – Julián Vivas, Gabriel Tomasini, Walter García y Ricardo Vera*. 

2 – Maximiliano Fornari, Ramiro López, Francisco Martínez, Emanuel Moreno, Gastón Álvarez Suárez, Maximiliano García*, Marcelo Scatolaro, Juan Segovia y Diego Figueroa. 

1 – Diego Cisterna, Rodrigo Cabrera, Matías González, Lucas Chacana, Mateo Levato, Carlos Espínola, Hamilton Pereira, Gustavo Turraca, Luis Zeballos, Guillermo Pereira, Marcos Quiroga, Mariano Puch, Enrique Seccafien, Fernando Gutiérrez**, Sergio Sosa y Fernando Lorefice*. 

1 – Gol en contra. 

* Marcaron un gol por Copa Argentina. 

**Marcó dos goles por Copa Argentina

Por Juan Manuel Torraco
Foto: Club Los Andes.


Compartir en Google Plus

Juan Manuel Torraco