Para el olvido


En uno de sus peores campeonatos, Chacarita cerró el torneo anteúltimo con 24 unidades. Si la próxima temporada siguieran los promedios, el Funebrero hubiese estado muy complicado con el descenso. 

Luego del descenso desde la Superliga, los deseos de volver rápidamente a Primera se renovaban. Con Jorge Vivaldo, como entrenador, el Tricolor aspiraba al ascenso, pero los refuerzos que iban llegando eran, la mayoría, de categorías inferiores, por lo que si el Flaco no encontraba una idea de juego se le iba a hacer complicado.

Y así fue. Chaca nunca encontró una identidad y luego de 12 fechas sacó 12 unidades, donde el triunfo más destacado fue frente a Defensores de Belgrano, como visitante, por 2 a 1. 

Tras la salida de Vivaldo, nuevamente se iba a buscar a un viejo conocido, pero sin experiencia como entrenador: Patricio Pisano. El técnico, ex ayudante de Walter Coyette, gustaba mucho por su idea de juego. Igualmente, el resultado fue parecido. Si bien el Funebrero mejoró, en los primeros seis encuentros solo había sacado una unidad. Cuando llegó, se había decidido apartar a Nicolás Álvarez, Rodrigo Ayala, Martín Lucero y Leonardo Baima. Tras los malos resultados, los volvieron a incluir.

El camino de Pisano parecía que iba por la misma senda de Vivaldo, pero Chacarita hizo el click en el empate ante Nueva Chicago. En ese partido, el entrenador acertó con varios cambios: Lucas Bruera de arquero, Juan Cruz González de volante, Lucas Cano como delantero y más adelante con Joaquín Ibáñez de doble cinco: desde ahí, cosechó 11 unidades sobre 18 en juego, pero lo más importante es que empezó a encontrar una identidad, siendo recién la última fecha el mejor partido del torneo: en el empate frente a Central Córdoba de Santiago del Estero. 

En el próximo certamen, en el que habrá dos zonas de 16 equipos, el Funebrero se tendrá que reforzar bien si quiere, primero no irse al descenso -se estima que se irán seis-, y luego si quiere ascender. 

Habrá que ver si la dirigencia del Tricolor, muy resistida por los socios tras las malas campañas y los malos manejos, quiere volver a fracasar (se le deben tres meses a jugadores y empleados) con el campeonato económico o tratar de lograr que vuelva a la máxima categoría un campeón de Primera División. El 6 de julio se cumplirán 50 años de este logro y el club ya tiene preparado una fiesta y una película para rememorar este hecho y volver a ser: volver a ser una institución protagonista de la élite del fútbol argentino.

Por Gaston Rienzi / @GastonRienzi
Foto: Chaca Oficial. 
Compartir en Google Plus

Gaston Rienzi