Rojinegro Nacional


Defensores de Belgrano logró su objetivo antes del final de la temporada, lo que da cuenta de la destacada campaña realizada por el equipo de Fabián Nardozza.

El Dragón llegó a la Primera B Nacional después de 13 años y de ganar el Reducido de la B Metropolitana con un desenlace para el infarto ante la UAI Urquiza. 

El premio al final del camino tenía que ser mantener la categoría y, si era posible, no sufrir hasta el epílogo del campeonato para cumplir el deseo. Así fue, Defe antes de su caída en Carlos Casares por 1-0 ante Agropecuario, en un encuentro que dejó con bronca a los rojinegros por polémicas generadas por la terna arbitral, logró su objetivo tras la derrota de Los Andes ante Chacarita. 

De esta manera, el elenco de Nardozza, ya aliviado, se entrena pensando en el último cotejo de la temporada ante Arsenal, uno de los líderes que pelea por el ascenso a la Superliga con Sarmiento y Nueva Chicago. 

El domingo desde las 15:00, con el arbitraje de Nicolás Lamolina, Defensores intentará que el Arse no dé la vuelta olímpica en el Bajo Núñez, aunque habrá festejo y será del público local porque el Rojinegro continuará en la B Nacional, al menos, un año más. 

Por Lucas Giménez Vallejo / @LGimenezVallejo
Foto: Prensa Defensores. 
Compartir en Google Plus

Lucas Giménez Vallejo