De menor a mayor en el Cele

El comienzo irregular de Temperley en el torneo de la Primera Nacional, llevó a pensar a los fanáticos el peor final posible. Sin embargo, tras la llegada de Walter Perazzo como entrenador del primer equipo consiguió que el Cele salga adelante. 

"Ojala que Temperley sea protagonista", había manifestado Cristian Aldirico a los micrófonos de BN Partidos un mes antes del inicio del campeonato. Pero el comienzo del torneo le fue esquivo. La derrota con Estudiantes de Río Cuarto hizo tambalear todos los planes. La larga pretemporada se hizo agua frente a la realidad de la dura competencia.

Se chocó con un muro. Cinco fechas más tarde, Aldirico se fue con un fuerte repudio de los fanáticos tras tres derrotas, dos empates y una sola victoria dejándolo cerca de los puestos del descenso. Viendo como Estudiantes se escapaba en la punta y parecía totalmente irreversible la situación. La dirigencia debía pegar un volantazo.

Unos días después llegaba Walter Perazzo como DT del Gasolero y tuvo que ponerse rápido a trabajar ya que apremiaba el partido frente a San Martín de San Juan. Afortunadamente, ese encuentro fue con victoria para el conjunto de Turdera que se volvió con los tres puntos. Una fecha más tarde empataría con Agropecuario pero era el inicio.

Luego llegaría una seguidilla de cinco triunfos al hilo pasando de ser unos de los últimos a estar peleando los puestos de vanguardia. Pero en el medio algo golpeó al plantel: el fuerte accidente de Enzo Baglivo. Todos los futbolistas estuvieron afectados, sobre todo los más cercanos. Sin embargo, ese incidente le dio un impulso a los jugadores que salían a jugar con más ánimo.

En la última fecha, con Perazzo al mando tuvo su primera caída frente a Ferro. La mayoría habló de un cachetazo a tiempo. E incluso no empaño el mejor momento del equipo en mucho tiempo. Temperley quedó en puestos de reducido y como único escolta de los tres punteros. Además de poder clasificar a la Copa Argentina una fecha antes del fin de la primera rueda.

Supo potenciar a los jugadores. Realizó cambios en lo táctico y de jugadores. Los que no eran tenidos en cuenta a ser titulares y viceversa. Su goleador fue Nicolás Messiniti con cuatro goles, que pasó de tercer delantero a ser el titular por delante Mauro Guevgeozián y Lautaro Rinaldi, que convirtieron un gol cada uno.

En poco tiempo, Perazzo cambió la mentalidad de los jugadores para que sea un conjunto ganador y que pueda salir a ganar en todos lados. Supo plantarse a los punteros como Platense y Atlanta como visitante. Se ganó el respeto de los demás equipos. Lo negativo es que de a poco comienzan a saber como juega este conjunto.

Para la segunda parte del torneo, esta en muy buena posición. Siendo el único escolta de los punteros. No tendrá que hacer viajes largos. El DT espera poder contar con tres refuerzos. La pretemporada será desde el 5 hasta el 15 de enero en Tandil. La ilusión esta intacta para los hinchas, que sueñan que puedan volver a Primera en junio del 2020.

Por Matías Damian Ocampo / @matias_ocampo
Foto: @TemperleyOK     
Compartir en Google Plus

Matías Damian Ocampo