Ignacio Antonio: “Ojalá el fútbol vuelva, pero la realidad es complicada”



El volante de Instituto habló con BN Partidos acerca de su día a día en el aislamiento social, preventivo y obligatorio y sobre la incertidumbre frente al futuro de la temporada.

“A la cuarentena la estoy pasando en mi casa en Villa Giardino junto a mi familia, con muchas ganas de volver nuevamente a la rutina de los entrenamientos y los partidos. Se extraña mucho”, comentó Ignacio Antonio. 

Nacho lleva adelante sus rutinas de actividad física juntos a sus compañeros para no perder el ritmo. Entiende que el retorno a las canchas se dará en algún momento y que hay que volver en el mejor estado físico posible: “A los entrenamientos los vengo llevando muy bien. El club nos prestó elementos de trabajo y el profe todos los días nos da un plan para que hagamos. Trabajamos mucho zona media y fuerza, complementados con trabajos aeróbicos”.

Más pronto o más tarde, la actividad deportiva volverá al ruedo aunque hoy sólo parezca una utopía. “Con los chicos seguimos en contacto. Ninguno sabe lo que puede llegar a pasar a futuro, pero todos coincidimos en que el campeonato debería reanudarse cuando pase todo esto. Pero obviamente que primero está la salud”, explicó Ignacio. Además agregó: “El parate nos agarró justo después de lograr una victoria muy buena contra Tigre. Fuimos superiores y eso quedó a la vista. Esperamos que se vuelva a jugar y que se pueda terminar el torneo adentro de una cancha”.

La crisis económica, como la sanitaria, no elude a ningún sector social en medio de la pandemia. La mayoría de las instituciones del país confían en los aportes mensuales de sus socios para solventar sus gastos y sobre esto se refirió Antonio. “Es una situación difícil para el mundo y para Argentina, tanto para la salud como para la economía. Por eso si me preguntan ‘¿qué es lo mejor para el club?’, digo que lo mejor es que los socios sigan pagando la cuota. Pero la realidad también dice otra cosa. Hay personas que al no trabajar no cobran, y exigirles que abonen como socios sería no ver la realidad. Pero en la medida que se pueda, serían una gran ayuda para los clubes”, manifestó.

Ante la incertidumbre de lo que pasará a futuro y cada vez más lejos de la vida habitual con La Gloria, Ignacio concluyó: “Se extraña mucho el día a día, el vestuario, los entrenamientos y también los días de partido. Hay que ver si el fútbol vuelve, ojalá así sea, pero la realidad es complicada”.

Por Angélica Sánchez / @Angelicads8
Foto: Prensa Instituto Atlético Central Córdoba.
Compartir en Google Plus

Angélica Sánchez