A diez años del ascenso


Se cumple una década desde que el club de Floresta dio la sorpresa en la promoción frente a Rosario Central y consiguió ascender a la Primera División del fútbol argentino.

En el partido de ida, disputado en el Estadio Islas Malvinas, All Boys se mantuvo en ventaja durante casi todo el partido, gracias a un cabezazo de su goleador Mauro Matos. En el tiempo adicionado, los rosarinos encontraron el empate por medio de otro cabezazo, esta vez de Guillermo Burdisso.

El Albo viajó a Rosario acompañado por una multitud de hinchas en busca de una obligada victoria como visitante para imponerse en el resultado global de la serie, y lograr el tan ansiado ascenso a la máxima división.

En el Gigante de Arroyito, y ante una multitud de simpatizantes canallas, el equipo dirigido por Leonardo Madelón salió con todo en los primeros minutos, con el fin de asegurarse un gol rápidamente, para disminuir un poco la presión que se vivía en el ambiente.

Lo cierto es que el conjunto de José Romero llegó primero al gol, tras un lateral largo al área por parte de Cristian Bella y un zurdazo de Marcelo Vieytes, para abrir el marcador en Rosario, y provocar la locura en la hinchada visitante.

El blanquinegro se refugió en su arquero y capitán, actual presidente del club, Nicolás Cambiasso, que a fuerza de atajadas comenzó a convertirse en una de las figuras del encuentro.

Tras un tiro libre a favor de la visita, nuevamente el defensor Vella participó en ataque con un fuerte tiro hacia el arco de Hernán Galindez, que dio un rebote aprovechado por Mariano Campodónico para aumentar la diferencia en el tanteador.

En el segundo tiempo,  el local no pudo hacer daño alguno, y el Tano Vella, quien fue protagonista en los tres gritos de su equipo, anotó el tanto definitivo del partido.

All Boys regresó a la Primera División después de 30 años, y el club de Rosario sufrió el cuarto descenso de su historia.

Por Nicolás Rogovsky
Foto: Vermouth Deportivo
Compartir en Google Plus

Nicolás Rogovsky